lunes, 8 de enero de 2007

Tengo un mico

Ya hablé de ella en alguna ocasión. Está evolucionando como los pokemon. Parece que está un poco más tranquila, ha tomado algunas decisiones y ahí lo lleva.


Por ejemplo, se trae fruta a la oficina para merendar. Entonces se pone a pelar un kiwi encima de su mesa y me ofrece. Yo mastico galletas maría con mantequilla y mermelada de frambuesas y ella me dice:


- Yo estoy comiendo fruta para cuidarme. ¡La nueva Marla!


Ah. Que el cambio tiene nombre. El objetivo es la nueva Marla. La nueva Marla se cuida haciendo hardcicling y comiendo fruta. Aunque cuando le da bajón le pega a mis galletas y se pone una torre de mermelada que es tres veces la mía (una obra de ingeniería). De todos modos, he oído como cuarenta veces esa expresión de "¡La nueva Marla!" y lo cuenta arqueando y levantando las cejas repetidamente.


A ella le encanta usar anglicismos. Pero de cualquier modo. Por ejemplo, para pedir un papel salido de la impresora dice:


- Pásame es print.


Para aclarar os diré que "pásame" es castellano, "es" es el artículo en mallorquín y "print" es inglés. Y se queda tan pancha.


Esta mañana ha sido especialmente divertido. Porque no sé qué me ha dicho acerca de su nuevo jefe, como catalogándolo - y acaba de llegar hoy por primera vez a la oficina- y le he dicho:


- ¿Por qué no tratas de dejar que pase una semana, y después de observar y reflexionar sobre esa semana, piensas qué es lo que vas a decir y lo que vas a callar, en lugar de decir todo lo que se te pasa por la cabeza?


- ¡Ahahahah! ¡hahahaha!-es que tiene una risa muy aspirada.


- Bueno, no sé, que igual te va algo mejor- no sé cómo tiene que adorarme o cómo se menosprecia a sí misma para permitirme que le haga este tipo de comentarios sin protestar; muy al contrario, agradeciéndolos...


- ¡Hahahahahahahaha! ¡Hahahaha!


Entonces he empezado a hacer algunos de mis ruidos. A un gato le gusta sobremanera hacer el panoli, y a veces emito una serie de gemidos quebrados haciendo el payaso, mitad expresión chunga de "estás fatal", mitad "no te sientas mal porque te esté tirando la coñita". Entonces, de un modo inaudito, Marla se ha puesto a imitar cada gemido. Yo hacía uno mirando la pantalla de mi ordenador, y Marla lo repetía, mirándome de reojo desde su mesa. Cambio de registro, hago un comienzo más agudo y un final mas grave. Marla repite gañido agudo-grave. Vuelvo a hacer uno ascendente, y Marla hace uno ascendente, me mira de reojo y repite su risa aspirada.


¡¡¡Vamos, que si un día me saco un moco delante de superjefe, es capaz de imitarme y sacarse el propio!!!


Pobre chica. Yo soy una payasa, pero al menos mis gilipolleces parten de mí. Jo.

10 comentarios:

perlitadehuelga dijo...

Mujer blanca soltera busca!!!! Pero que miedo!

Es lo que tienen convivir con una persona durante ocho horas encerrado en un pequeño cubículo. Eso mismo nos lo hacen en Guantánamo y ya están los de Derechos Humanos montando el crfisto. Pero claro, como te pagan por eso...

Anónimo dijo...

Ay pero qué horror! ¡¿Te imita?! Jo, yo no sé cómo lo aguantas...

Anónimo dijo...

Recomiendo a Perli y a Gato que pacten algún tipo de contraseña. Por si las suplantaciones. De momento, no dejes que tu güindows recuerde las contraseñas.

martinezconacento dijo...

Je, daría gusto veros: tú tirando el anzuelo y la otra picando. Lo que no sé es como no sueltas la carcajada y puedes seguir. Y encima sin llamarle yoquesé.

Gato dijo...

Anómalo, lo de las contraseñas, por descontado. Borro el historial y las cookies constantemente. Además, para iniciar sesión todos tenemos contraseña.

De todos modos, he de confesar que más que nada es enervante, pero no es mala chica. Sólo es... un poco tonta. Y además carece de orgullo, la pobre...

Zagloso dijo...

Yo sentiría la misma responsabilidad hacia ella que hacia un tamagochi: la de hacerle putadas.

Gato dijo...

Ya está el puoso con la bilis... mira que como me pique a borde no respondo de mí.

Zagloso dijo...

Gato, hay retos en los que no me atrevo a entrar.

Eva Luna dijo...

Tu compi tiene un clon!!! es la secretaria de mi oficina y se sienta, encima ( de enfasis, no de colocacion) enfrente mio, es tonta, como un loro, te crispa, te consume... agh!
q lastimita de personillas no??

Gato dijo...

Eva, ése es el problema. Enervan, crispan, agobian... pero no son malas. No es como alguna pequeña putita que tiene de compañera quien yo me sé... entonces es lícito odiar a rienda suelta.