miércoles, 17 de enero de 2007

Nuevos Mercados

- Nueva Europa, ¿dígame?

- Hola, buenos días. ¿Hablo con la embajada polaca?

- ¿Quiere que le pase con el cónsul?

- Eeerr... bueno... ¿no tiene secretaria?

- Quiero decir que si quiere que le pase con el consulado...

- Mmmmmmmsí, por favor.

Nananinoninoniiiii. Naninoniiii. Nanianonaaaaa.

- ¿Sí?

- Buenos días, ¿hablo con el consulado polaco?

- Sí.

- Hola, me llamo Gato y llamo de la empresa Gathotels. Me pongo en contacto con ustedes porque quería saber si tienen algún tipo de proyecto o convenio de colaboración para traer trabajadores a la isla...

- Pues, ésto lo lleva una empresa. Justamente están aquí ahora. ¿Quieres que te pase con él?

- Pues sí, ¡muchas gracias!

- Espera un momento...

...

- ¿Dsií?

- Hola, buenos días, me llamo Gato y me gustaría que mi empresa pudiera contratar trabajadores de Polonia para trabajar en temporada...

- Biaen, te cuento. Nodsodrros drabahamos con hente de varrios países, los últimos que han endrrado en la Unión Eurropea; polacos, eslovacos, chyecoss... Dradamos de haserr que los drrabahadores queden bfienn con la embrredsa y que la embrredsa quede bfienn con el drrabahador. Les fasilitamos el conTACTo y asistimoss tora la relasión laborral parra solvfentarr los posibless brroblemass de comunicasión. Perro lo mehorr sería que pudiésemos quedarr parra que me ekxplique cuál es la nedsesidad de su embrresa y podamos hasser una brropuesta...

- Pues me parece muy bien... ¿me podrías indicar dónde puedo ir a veros?

- Pues nosodrros esstamos en la Vileta, ¿sabes dónde está el edifisio de Merrcadona?

- No, pero si me indicas la calle, puedo localizaros.

- También puedo irr a visitar tu embrresa, ¿dónde estáis?

- En el Polígono de Son Castelló, en la calle Gremi Moixers, nº 15...

- PerrfeCTo, esstá muy sserrca. ¿Cuándo podemos verrnoss?

- ¿El miércoles? ¿Podríamos vernos el miércoles... a las 10:30?

- Esstupendo, allí estarré.

- ¡Muchas gracias! Perdón, ¿Con quién he hablado?

- Mi nombre es Dálibfor.

-Mmmhhh, ¿perdón? Bueno, cuando vengas me puedes decir cómo se escribe, jijij.

- De a ele i bfe o errre; Dálibfor.

- Dálibor... pues encantada, y nos vemos el miércoles.

[...]

- A mí me da igual lo que me digas, Perlita. Porque yo mañana he quedado con Dálibor.

- ¿¿Dálibor?? ¿¿¿Y quién es Dálibor???

- Pues uno que trabaja en una empresa que colabora con el consulado polaco para traer trabajadores de Europa del este.

- ¿Polaco? ¡Los polacos están buenísimos!! Además son educados, que de allí salió Karol Wojtyla, tía.

- Pues no sé si es polaco o ucraniano o yo qué sé, pero tenía un acento como de conde drácula que te cagas. - [flashback auditivo: "Justamente están aquí ahora. ¿Quieres que te pase con él?" Ammmhá, a lo mejor está liado con la perra de la secretaria del cónsul... vaya, hombre...]- ¿Estará bueno como un vampiro? ¿Te imaginas?

- ¡Jajajaja! ¡¡Seguro, son unos tiarrones brutales los polacos! ¡¡seguro!!

- ¡¡¡Daliboorrrrr, que rima con amooooorrr!!!

- ¡Jjajajajajajj! ¡¡Idiota!!

- ¡¡Pero nunca con rencooooorrrr!! ¡¡Daliboooorrr!!

[...]

- ¡Tililililí!¡Tililililí!

- Mierda, estoy conduciendo. Que ya voy, leches, ya sé que son las 10:30.

- ¡Tililililí!¡Tililililí!

- Joder, ya voy. Que no lo cojo que estoy conduciendo. -aún tengo que hacer que le instalen el blutúh a Leoncio- ¡¡No lo cojo!! ¡¡ Ya voy!!

- ¡Tililililí!¡Tililililí! ¡Tililililí!¡Tililililí! ¡Tililililí!¡Tililililí! ¡Tililililí!¡Tililililí!
¡Tili...!

- Por fin te callas, coño. Ya te has dado cuenta de que estoy conduciendo. Uf.

...

...

...

- ¡Chan, chananachan nanino! ¡¡CHAN, CHANANACHAN NANINO!!,
¡¡¡CHAN, CHANANACHAN NANINO!!!

- Suput... mierda. Y ahora el otro teléfono. Ya me aparto, coño... mierda de bolso... dónde...?...¡¡YA!!... de Gathotels, ya los sabíaaaaSIIÍ, DÍGAME??

- Tu-tú, tu-tú, tu-tú.

- ¡Cagoent... !

Menú. Llamadas entrantes. Gathotels. No, si ya. Llamar?. Pues claro.

- ¿Gathotels, dígame?

- Hola Sebas, soy Gato, alguien me estaba llamando.

- Sí, era yo. Que está aquí un señor esperánd...

- Dálibor, lo sé. Discúlpame. Dile que en cinco minutos estoy, que voy en el coche.

[...]

Subo las escaleras corriendo y en el segundo tramo veo que hay dos hombres que me miran sentados mientras escalo los últimos peldaños con aire de "estoymuyliada, estoymuyliada, nadiesenfadepormiretrasoporqueestoyocupadiiiiiiísima". Esa cara apenas exige esfuerzo, y mientras subo miro alternativamente a los dos hombres: uno es alto, de unos treinta años, rubio, ojos azules, mentón cuadrado y pienso: puede ser Dálibor éste. El otro es aún más alto, de unos treinta y tantos, moreno con frente extensiva- futuro calvo atractivo- , con los ojos claros también y más cara de tío interesante. Y pienso: ¡y que también puede ser Dálibor éste...!

- Hola, soy Gato, perdón por el retraso... ¿alguno de ustedes es Dálibor?

Los dos se levantan. COÑO. No conocía a ningún Dálibor y de golpe se me presentan dos. Entonces el más alto- como que es más largo que un domingo sin dinero- me aclara:

- Yo soy Dálibor- por fin, mistery man, que me tenías intrigada- y éste es mi compañero Konrad.

Les he invitado a café de la máquina -por las molestias- hemos estado hablando durante casi una hora -dos armarios de dos puertas, guapos de cara, mirándome con mucha atención cada vez que yo hablaba. No sabéis lo responsable que me he llegado a sentir-. Les he explicado mis necesidades - no todas- y les he explicado cuántas ganas tenemos de colaborar con ellos - a lo mejor no han comprendido la importancia del asunto... para mi… compañía... quiero decir...-

Estábamos en la mesa redonda del despacho de Darío, y entonces Darío ha entrado; les he presentado y al levantarse Konrad ha tirado su silla. (Para las que hayan perdido el hilo, Konrad es el rubio Ken mandíbula cuadrada). Ha salido del paso estupendamente, como a mí me gustaría salir de esas situaciones; ha estrechado la mano de Darío y ha dicho "Yo dsoy Konrad... y hago rruido..."

Luego Darío se ha marchado viendo que le usurpaba el despacho, y una vez todo estaba dicho, nos sonreíamos. Un gato pensaba: "Bueno majetes, muy guapos, pero en algún momento os tendréis que ir". Un Dálibor y un Konrad pensaban: " Bueno, tendrrremoss que irrnos en algún momento..." Y mientras pensaban estas cosas sonreían como tres estúpidos.

Por fin se han levantado, pero Dálibor se empeñaba en ser amable y no me daba la espalda. Por eso se ha tropezado con una silla y por poco no se cae con todo lo grande que es. Sonrisas, adios, gracias, más sonrisas, más adioses, más gracias, caras vueltas con cejas levantadas, y después de acompañarles hasta la escalera he ido directamente a la secretaria de Superjefe y le he dicho:

- ¿¿¿¿Pero tú has visto qué par de hombres me estaban esperando????

Y nos hemos reído mucho.

10 comentarios:

Zagloso dijo...

¡Qué pilla!, ahí, haciéndote esperar.

Gato dijo...

Ha sido sin querer, mi torpeza e impuntualidad habitual.

Si he de sacar la perraca que hay en mí, preferiría que me hubieran visto salir tranquilamente del fondo de la oficina, estudiando el quiebro de caderas, que la subida de escaleras con la lengua fuera...

Achab dijo...

El maromo ese que se zumba la Obregón también es de por allí, ¿no?

Anónimo dijo...

Sí achab, es polaco. Seguro que se lo compró en la franquicia donde también venden a los Konrads y a los Dalibors.

perlitadehuelga dijo...

Lo sabía!!!!!!! Gato, te lo dije!!!!!! Te dije que los polacos eran unos tiarrones espectaculares.

Turismo de Polonia lanzó hace un año o así una campaña promocional del destino mostrando sus paisajes y sus polacos (un tiarrón enorme y guapísimo, disfrazado de leñador). Al año siguiente, el número de turistas francesas que viajaron al país aumentó un 30 por ciento.

http://nomada.blogs.com/jfreire/2005/06/el_fontanero_po.html


Y Ana Obregón no podía estar equivocada...

Desde aqui te auguro un lío con un polaco. Fijo.



(Culo)

Abe dijo...

"Yo dsoy Konrad... y hago rruido...". Cuando leí esto creí que me moría de risa

Gato dijo...

Achab, nuevos mercados, nuevos mercados. Hay que seguir el modelo de análisis empresarial D.A.F.O., donde la última premisa es detectar las OPORTUNIDADES.

Querida, están más buenos que el pico de un bollo, pero imagino que no se venden los chavales. Pobres.

Perlita, el anuncio es impresionante. No es mi tipo, pero es impresionante.

Abe, bienvenido. Ahí Konrad estuvo muy bien, yo sólo lo he contado.

Anónimo dijo...

Y ese himno que guía a los hijos de la patria hispana allende nuestras fronteras: "A por ellooooos, oéeeee".
No te preocupes, que el único gafe es Aragonés.

perlitadehuelga dijo...

Gato, ese tio del anuncio tampoco es mi tipo. Pero coño! Hay que reconocerle a Polonia que sus polacos son muy apalados (después de que me enseñaras las fotos de Konrad y Dalivor, se han confirmado mis sospechas) y como campaña de promoción turística... no había visto nada igual.

Gato dijo...

Anómalo, no me voy a poner agresiva, que lo de los ritos de apareamiento lo llevo fatal... Pero tengo que presentarles un a propuesta de negocio. Y ése día me pongo minifalda, como que me llamo Gato.

Perli, si hay un acercamiento internacional te garantizo que te hago partícipe... aunque no tengo mucho alma de tango, la verdad.