jueves, 10 de agosto de 2006

...tú que tienes más gusto...



- Nena, tú que tienes más gusto, podías mirar un poco para decorarnos el local; comprar algún detalle, y eso.

- Jota, sabes que yo, antes de poner, necesito quitar

- No seas tan delicada, hombre, que tampoco está tan mal.

- Mira, si tú quieres que yo lo mire, yo lo miro, pero hay elementos que me distorsionan tanto que no puedo imaginar decoración alguna con ellos ahí en medio...

- Eres una exagerada.

- Si quieres que vaya, voy, pero yo os hago propuestas y vosotros hacéis lo que os dé la gana.

Jota se me ha metido a empresario. Va a llevar un restaurante con un socio, en una zona residencial próxima a Palma. Quieren hacer la reapertura muy pronto..

Hoy me ha pedido que le eche una mano con la decoración y tengo mucho, mucho miedo. Ya he ido allí y he hecho la vista gorda varias veces, pero hay cosas que no tienen perdón de dios. Así que, a medio día he ido a comer con él, armada con la cámara de fotos.

Hay detalles de facil solución; se puede usar la técnica del barrido sistemático hacia el contenedor:


Siempre soñé con un reloj de escayola. Soñé exactamente con el placer de dejarlo caer; mirando, por supuesto.

Hay otros detalles que requieren de unas doce manos de pintura, como la decoración en el obrador de pizzas. Además, me sirve para hacer un concurso. Gran concurso de Adivina qué coño es lo que hay debajo del paisaje ovoide. Quién lo adivine gana unas vacaciones pagadas en mi casa y la satisfacción de pasarle el rodillo de la pintura por encima.



Algunos elementos requieren del procedimiento de desincrustación. ¿Era absolutamente necesario pegar esa... cenefa de plástico en los baldosines del baño? ¿Cuánto cuesta el metro de... éso?
Observad el detallazo: el de hombres tiene la cenefa azul y el de mujeres tiene la cenefa rosa...

Hay muchos tipos de arte que yo no entiendo. Como el cuadro del aúriga:


Esta foto nos permite observar, además, la feliz idea de cómo remarcar una puerta de climalit para que nadie pueda borrarla jamás de su memoria: los falsos ladrillos de escayola. El mejor detalle está en que tenían claro que el aúriga no se movería de ese sitio: le pusieron el remarcado de ladrillos alrededor, con el hueco para él.

Y una instantánea que nos exige mucha, mucha atención:



1º- Infraestructura:

· Qué coño hace una balaustrada en mitad de esa sala. No me gustan ni en exteriores...

· El atarracado del poyete de la balaustrada. Es rugoso, y jaspeado en una mezcla de gris marengo y verde ala de mosca.


· El falso techo. Por qué ÉSE. ¿De verdad que no había otra placa, sin ese espantoso dibujo geométrico radial? ¿De verdad?


· La pintura. Opino que muchos pasteles son más luminosos que el blanco, pero precisamente este amarillo… es de esos que no dicen ni fu, ni fa, ni bicicleta. Para más señas, es ese amarillo que atrae a los mosquitos. La base y columnas de la balaustrada también están encaladas en ese color.


· La señora grecorromana y su gemela enfrente –como no se puede mover, no ha posado junto a su hermana-. No, no están sobre. SON balaustrada. Lo primero que he deseado al llegar hoy es saber cómo estaría la vista con ellas sobre el suelo (hechas añicos, a ser posible) y he comprobado con horror que no las podía mover. ¡Hay que defenestrarlas!

2º- Elementos “decorativos”:

· ¿Vosotros sabíais que había una planta natural, de las que hacen su fotosíntesis y esas cosas, que fuera tan fea? Y, ¿Contábais con la posibilidad de que una mujer pudiese comprarle (encima) ese macetero?


· Los visillos del salón de la abuela. Esto es un sitio público, no la salita de la tele de tu casa. Por favor. Se llevan los estores, que por otra parte ahorran tela. No era tan difícil. Hay otras cortinas peores en el otro salón, pero ésas os las voy a ahorrar. Como pista os diré que no son lisas de un color.


· Los cuadros. Suerte que los peores se los han llevado, porque había una horterada en la que los ojos y los labios de una mujer se sobreponían a un paisaje de unos acantilados con un tratamiento del color y una captación de la perspectiva… brutales. Nos han dejado los bodegones naif y las imitaciones cutres de Sorolla.


· Aquello del fondo, y lo que hay al lado-sobre lo que ya hoy ha pasado a la historia como “la planta más fea del mundo” son lámparas. Están apagadas. Pero cuando las enciendes… no sé cómo decirlo… ufff… inspiración, expiración… inspiración, expiración… Bien, ya estoy mejor. Cuando las enciendes, ¡¡aparece un papel que tiembla y se mueve con forma de llama de fuego!! ¡¡¡¡SON ANTORCHAS!!!!


-
¿Cuánto dices que me puedo gastar?
- No sé, 400 ó 500 €…
- Es que no sé si me llegará para
lo que creo que necesito

Continuara…

10 comentarios:

Anómalo dijo...

¿Está sobre los fogones? ¿Sobre la campana estractora de humos?

(¡Zaglosoooooo! que igual ya no tenemos que buscar hotel. Cuando te diga dónde vamos...)

lorzagirl dijo...

¡No quites la pintura!
Está ahí para disimular la cámara oculta.

Perlita de Huelga dijo...

Es terrible... Yo lo he visto con estos ojitos miopes y era terrible. Pero que conste que el local es estupendo y grandísimo y tiene múltiples posibilidades. Reconozco que cuando vi el horno de leña y me imaginé los chuletones encima, empecé a salivar.

Mary Chirla dijo...

Horror¡¡¡ traedme el éter, que de la impresión me he quedado patitiesa¡¡ Yo creo que lo que hay debajo del paisaje ovoide es

A) El Katrina (vamos, lo que te gustaría que pasara con la balaustrada)

B) todo el conjunto (paisaje y churro inferior) es una pala de meter pizzas al horno

Gato dijo...

Anómalo, me he tirado un buen rato tratando de averiguar a qué se refería tu pregunta, y he supuesto que a la maravillosa pintura ovoide. Está sobre los baldosines de la mesa de trabajo, en mitad de la pared que te encuentras de frente. El propósito, paradójicamente y sin duda, era ornamental.

Lorz, es verdad, hay puesta una mirilla en el tejado de la horrible casita.

Posibilidades, Perli... Ese local es como yo. Pero una cosa es la potencia y otra la viabilidad del acto.

Mary, tu A fue mi primera impresión... Jota y Jotade (su socio) pensaron que era una copa. Como las de tiramisú.

Perlita de Huelga dijo...

(¡Zaglosoooooo! que igual ya no tenemos que buscar hotel. Cuando te diga dónde vamos...)
¿Eso significa que te vienes para la Isla? ¿Antes o después de nuestra incursión en tierras peninsulares?

Gato, por favor, haz algo. Aunque no te vea el pelo en un mes ni postees hasta mediados de septiembre... pero haz algo con el restaurante.

Zagloso dijo...

El Zagloso se pregunta lo mismo que tú, Perlita. Eso sí, tampoco seamos así: Gato, cambia el restaurante, pero postea. Te tenemos explotada.

Gato dijo...

No sabéis cuánto.








CANALLAS.

Anómalo dijo...

Es que pensaba ganar el concurso "adivina qué hay bajo el cuadro ovoide".
Fracasado he.

Gato dijo...

Mi pobre pobre pobre chico invisible... declaro el premio desierto por el riesgo de que lo ganes...

Es que cuando Jota me pidió que viviera con él, me dijo: "pero no se te ocurra traerme jamás a casa a un hombre invisible, y menos si tiene mayor potencial sexual que yo". Tchh!