sábado, 24 de enero de 2009

Aquí por dentro

Ayer recogiendo a mi pequeño escarabajo del cole tenía un tajo en un dedo: un niño le había cortado media yema con unas tijeras.

Primera reacción:

¡¡Dónde está el niño que le voy a cortar un ojo!!

Segunda reacción:

¡¡¡¡¡Ayyyy, mi pequeña!!!!! ¡¡¡¡Qué penita!!!

Ya en casa la miraba y le decía:

- Tú no lo entiendes, a tí te duele en el dedito, pero yo te veo... y me duele aquí dentro - tocándome el pecho.

- Claro, en el espidi.

- ¿¿¿En el espidi??? ¿¿Qué es el espidi??

- ¡Pues lo de religión, lo que tenemos dentro, el espidi y tu santo!

A veces mi niña me deja muerta.

8 comentarios:

Corresponsal en Palma dijo...

hachaaaaaaaa!!! gracias a tí y a tu niña por hacerme soltar una carcajada como la que acabo de soltar... me hacía falta!!!

Anónimo dijo...

Genial, cuántos años tiene?

Mary Lovecraft dijo...

jajajjajaja!!! que buena la escarajilla! tiene a quien salir la nena con to ese arte!

jajajaj!!

muchos mimitos pa la peque, pobrecica

mjjulieta dijo...

mare mía... cuidadín pa cuando le expliquen lo de las cruzadas
jajajajajaj

un saludito a toda la familia que escribe.

Perlita de Huelga dijo...

jo, pobrecilla, ya la están metiendo cosas raras en la cabeza...

Chirly dijo...

ajajajaj¡¡ me ha encantao¡¡ Olé esa niña

Hacha dijo...

Hola!!Comentario general: Bebé tiene su dedito casi curado a la velocidad del rayo, menos mal. Tiene los cuatro años más lindos del mundo (cursi, lo sé), y aviso que ya está teniendo la pobre sus problemas para entender eso de que te vas al cielo cuando en realidad te entierran y cerca de qué planeta nos quedamos cuando vamos al cielo...

Gato dijo...

Mi sobri mola mil... Y si sabes el quiebro de voz que tiene, mola más.