sábado, 22 de marzo de 2008

Honrarás a tu padre y a tu madre (o... el fin justifica los medios)

- Nesisito 40 día de vacasione.

- ¿Cuarenta días?

- Sí, tengo ir a mi casa en África.

- Bueno, te quedan diez días por disfrutar de 2007 y puedes tomar el mes de este año… pero si las gastas ahora ya no tendrás más en todo el año, tenlo en cuenta…

- Es bien, ahora debo ir a seremonia de entierro madre y son mucho día.

- ¿Se ha muerto tu madre? Ay, lo siento mucho, Dirou. ¿Cuándo ha sido?

- Hase dos semana.

- ¿Hace dos semanas y aún no está enterrada?

- Somos mucho hermano y tres en América y tenemos que ir todos a seremonia, ello espera.

- Pero… si está… ¿dos semanas?

- Mi hermana cuida. Es metida en congelador para esperar todos hermano. Así madre bien.

- ¿Que tu herman…? Perdón… uf..! que diga… comprendo. Bueno, no te preocupes, ahora mismo te preparo los partes de vacaciones, tú sólo preocúpate del viaje y ya está.

Así que en pleno siglo XXI una señora nonagenaria está esperando a una veintena de parientes repartidos por todo el mundo, en un arcón congelador (porfavorporfavorporfavor que no sea un armario de cajones) en cualquier pueblito africano en donde paradójicamente funciona la tele aunque no haya llegado el agua corriente. Su hija y dos de sus cuñadas vigilan el suministro eléctrico con más atención que nunca. Y tienen que dar la vuelta a su cadáver si no encuentran la bolsa de verduras congeladas para hacer la comida...

Cosas de los ritos funerarios y la diversidad cultural.

Esta historia está absolutamente basada en hechos reales. Dirou no se llama Dirou pero ahora está de vacaciones y suponemos que lo veremos de nuevo cuidando el cesped a mediados de abril o así. Si me atrevo le preguntaré qué tal las vacaciones... pero como traiga un llavero con pelo de su madre me cago viva.

11 comentarios:

Toxcatl dijo...

Hummm ¿que decir? sin palabras. Imagino que luego pondran la comida ahí. Está claro que si no hay medios... hay que apañarse como se pueda.

Samsara dijo...

Jajaja... me encanta la naturalidad y el sarcasmo que utilizas en tus relatos.

Salu2

Anónimo dijo...

A mi me parece un drama. Me gustaría tomarme con mejor humor la vida pero, cosas como estas, no me dejan...

querida_enemiga dijo...

Jolines, qué pena.

Rebilated dijo...

La carencia agudiza el ingenio... y disminuye los reparos.

Como traiga un llavero con pelo de su madre HAZ UN POST y cuelga afoto, plis¡¡¡.

Perlita de Huelga dijo...

juas, gato!
pero que elementos!!!!

Anómalo dijo...

La realidad demuestra que Azcona no morirá nunca.

O.T. Estoy al caer, ¿lo sabessss?

Angie dijo...

Hola,soy nueva por estos lares y me ha gustado mucho vuestro blog.
Me he quedado sin palabras, aunque lo peor no sería el hecho de congelar a una persona, sino el hecho de tener a toda la familia por ahí repartida...a saber...que triste realidad.
Seguid así. Tenéis una fan más.

Kostas dijo...

Por favor cuánto amor por la familia, con lo que chupa el congelador, menudo despilfarro. En fin cuando lleguen todos serán bastantes a repartir

Achab dijo...

¿Arcón congelador? Imposible... la abuela está en cómodas porciones. me apuesto lo que queráis.

Gato dijo...

A todos los tristes os voy a decir sólo dos palabras: Relativismo cultural. Los protagonistas de esta historia no se avergüenzan en absoluto del modo en que hacen las cosas... y no tenemos derecho a juzgarlos. Quizá sólo somos distintos.

A los nuevos, bienvenidos. A los borricos (Achab, va por tí)siempre hay alguna imaginación que te supera en esta vida...