viernes, 5 de octubre de 2007

Lo que se dice empezar bien el día

Quizá recuerden las cuitas de nuestra querida Perli con la anterior alcaldesa y con sus multas. No es para menos. Es que no hay manera de levantar cabeza si uno vive en esta ciudad, porque no lo permiten ni l'Excelentisim Ajuntament, ni la Molt Honorable Batlesa (que por cierto, ahora es esta monina Aina Calvo):


Tiene más pinta de dulce, pero que no os engañe su sonrisa de anuncio de dentífrico: le han dado un sistema de financiación del ayuntamiento que no falla. Joder a sus habitantes con la falta de infraestructura y encima cobrarles por ello.

Porque no sé si sabéis que ayer se lió gorda en la isla de la Gata Perlada. El Gato quedó encerrada en su oficina hasta casi las nueve de la noche, e invirtió una hora en llegar a casa y encontrar aparcamiento. Resultó que los árboles decidieron aparcar en zona azul y dejaron sin sitio a los coches.

Así que después de cuarenta vueltas decidí aparcar en una zona de motos para poder descargar las cajas que había comprado que pesaban un huevo y medio (sí, cajas: que éste fin de semana tengo clase de ergonomía y mudanza, to junto).

Luego toda la noche hemos estado aguantando los ruidos de las máquinas y las motosierras para arreglar en parte el desaguisado. Que estamos lo que se llama "bien dormíos y descansaos".

Pues esta mañana los agentes de la ORA estaban como locos. ¡¡Como locos!! Día de fiesta. Todo dios está mal aparcado, vamos a saco, ¡¡¡hoy me saco el plus de productividad!!! Vamos, que me ha dicho la Perli que hasta miraban con ojos golosos a un todoterreno con el morro hundido y el limpiaparabrisas roto por una rama de un árbol. Que manda huevos.

Y el gato tiene una multa. Pero no de hora, no de 50 €: por aparcar en zona de motos son 90 €. He llegado al coche y estaba el agente con un policía haciendo de testigo. Todo simpatía. Cuando le he dicho "anoche ésto estaba imposible" sólo me ha contestado "ya, pero son las 9,15".

Así que sólo he podido recibir la multa de sus manos y decir, con intensas ganas de matar, "Bon día".

4 comentarios:

Perlita de Huelga dijo...

hijoputa... Me pienso ir con la cámara de fotos y como vea un coche jodido y con multa, se van a cagar.
Los denuncio.

Esta alcaldesa de ahora tiene mirada de Amelie...

querida_enemiga dijo...

Pero qué morro, aún en esas circunstancias van a chupar la sangre de los ciudadanos. Dan asco.

Gato dijo...

¡¡¡Asco, asco!!! ¡¡Muerte y destrucción!!!

Éso Perli, saca la periodista de denuncia que hay en tí...

anonima for ever dijo...

El día de la "noche en blanco" de Madrid a Gallardón se le llenó la boca de ofrecer actuaciones y más actuaciones y todo guay por el paseo de la Castellana, y venga, y que vengan todos y que salgan todos, y tal, pero a la hora de la verdad (o sea, a las 3 de la mañana) estaban las gruas poniéndose las botas venga a quitar los coches de las calles. Eso sí, no había ni un guardia para controlar donde aparcaban los coches.

Yo fui testiga con mi coche mal aparcado (un ratito nada más, en un paso de cebra) de la retirada de vehículos a saco Paco, lo que no vi al día siguiente es que nadie dijera ni mú.

Y esta señora lo bueno que tiene es que no tiene los cejones (*) como sardinas de Albertito y parece que te mira bien y todo.

(cejones, de cejas grandes)