jueves, 22 de febrero de 2007

Nokia Neruda

Suena la música de llamada, y al encontrar -nos saltamos el trámite de la búsqueda en el bolso, ése agujero negro de la mujer actual- el teléfono, ésta es la pantalla que puedo leer:





MENGANITO llamando
parpadeante, como algo muy urgente


Rechazar                                Silenciar



¡¡Puedo rechazar o silenciar a Fulanito!!


Joder con la poesía de las nuevas tecnologías...

7 comentarios:

susurro dijo...

juas juas juas... no lo había pensado nunca!!
eso es poesía... sí!!

Zagloso dijo...

Puedo escribir los sms más tristes esta noche/

Escribir por ejemplo: "La batería está vacía y tiritan, azules, los móviles a lo lejos".

Los politonos de moda suenan y bisbal canta.

Puedo escribir los sms más triste esta noche.
Yo la llamé y estaba apagada o fuera de cobertura.

En las noches como ésta la tuve en mi buzón de voz.
La dejé tantas perdidas bajo el cielo infinito...

martinezconacento dijo...

Pue eso digo yo. Entonces para qué quiere uno el móvil si no te da más
opciones que rechazar a todo el que llame. Eso estaría bien para hacerselo al jefe con el teléfono de empresa y si me apuras con el tuyo, pero dependiendo de cuánto quieres que siga siendo tu jefe.
Es que no te creas que todos los que diseñan estas cosas son lumbreras.

perlitadehuelga dijo...

No tiene medida, Gato. Lo mismo nos metes 5.455 carácteres como que nos plantas tres frases...

Gato dijo...

Perli, yo con tal de llamar la atención, lo que sea.

Martínez, nunca he dudado que la inmensa mayoría de los informáticos, programadores y gente rara de ésta que piensa en árbol, son éso mismo: RAROS.

Zagloso:
¿No es verdad, angel de amor,
que en ésa apartada orilla,
cobertura ni mijilla,
ni batería, ni cargador?

Susurro, bienvenida. Mira a tu alrededor, love is in the air. Y desamor tamié.

Achab dijo...

¿No hay opción partir las piernas?

Gato dijo...

Debiera, Achab. Aunque yo me conformaba con poder ver "capón enviado"...