viernes, 7 de julio de 2006

La carpeta

Hace una semana que la busco. Repaso mentalmente el último día en que la tuve entre las manos y sólo estuve en tres sitios: Puerto de Alcudia, mi coche y la central. En Puerto de Alcudia no está. Ni en mi coche. Ni en la oficina.

Han ido pasando los días, cada día la he buscado un rato. En los pocos sitios en que podría estar (con lo que he buscado una media de 12 veces en cada lugar). Desde el viernes pasado. Guardando la calma.
Pero tiene documentación importante. Esta noche me he despertado pensando en ella. Y hoy, cinco días de búsqueda más tarde... ESTOY CABREADA QUE TE CAGAS.

Es que no puede ser. Hotel, coche y oficina. ¡¡¡MIIIERRRRRRDAAA!!! Hace tres semanas perdí un sobre con documentación. A los cuatro días me lo devolvieron en la mesa. El reciclaje de los sobres de la gestoría tiene un riesgo, y alguien lo cogió por error pensando que era suyo.

Pero mi carpeta no tenía nombre de nada ni para nadie. Sólo puedo culparme a mí o creer la hipótesis del genio maligno y pensar que esa carpeta con sus certificados nunca existió, y que mi sensación de sudarla en la mano fué una ilusión, y que en realidad no tengo manos con que agarrarla ni ojos con que verla. Pero, los certificados, me los piden...¡¡¡
Antoñitaaaaaa
!!! ¡¡¡Mi carpetaaaaaaa!!!

¡¡¡¡¡¡ AAAAAAARRRRGGGGGHHHHHH!!!!!


4 comentarios:

Mary Chirla dijo...

Pues si Antoñita no te soluciona el problema siempre puedes atarle los huevos al santo y lanzarte rollo zahorí a la busca y captura de la jodía carpeta, "San Cucufato, San Cucufato, si no lo encuentras no te los desato"

Gato dijo...

Err.... Estooo..... He hecho un nudo en una cuenta del super en el bolso y he recitado mentalmente lo de San Cucufato los huevos te los ato...

Soy un gato inculto que se deja llevar por este tipo de creencias cuando está desesperado. Igual les rezo a las ánimas benditas, aunque me dan un poco de yuyu...

Be dijo...

Está pedido, está pedido. En la bandeja de URGENTE, además.

Gato dijo...

Gracias Be, cielo. Si aparece os aviso y libero a San Cucufato