miércoles, 22 de julio de 2009

De vuelta al infierno

Laboral. Prelaboral, quiero decir. El de buscar trabajo, vamos.

Estoy preparada para la crisis. Si no encuentro trabajo, voy a estudiar. Pero... por si acaso, busco trabajo.

El sábado me apunté a una oferta. El lunes a éso de las nueve y cuarto me estaban llamando.

...

Demasiado pronto.

Por la tarde iría a la entrevista. Se trataba de una consultora de formación y buscaban profesionales de RRHH como formadores de un curso en colaboración con la Universidad Petecander. Suena bien, ¿no? Aún así, un gato no confiaba demasiado.

Ahí está a las cinco de la tarde, intentando enfundarse en algo de ropa formal que no la liofilice en el julio de Madrid.

Y se planta en la empresa en cuestión. Una oficina toda de cristales en un tercer piso de una calle cualquiera, ni bonita ni fea, levantada como todo Madrid. En total cuenta seis personas con el que la va a entrevistar.

La alegría está en el aire. Puede ver a todos y, por la interacción con el señor orondo que la entrevista, sabrá de ellos. Una chica en recepción, teléfono y labores varias (come marrones de bajo coste). El técnico de formación, oficina de al lado, cuerpo y cara de naufragio frente a su ordenador. Dos chicas una frente a otra, deben ser administración, contabilidad, cobros y todo a la vez. Un chico flaco y agitado que va de uno a otro mostrando un folio impreso, requiriendo aprobación. Becario, seguro. Hay dos mesas vacías pero con algunos enseres. Vacaciones... o reducción de plantilla.

- Hola, ¿qué tal? Aún no has encontrado trabajo, por tu carta.

- No, claro - risita - acabo de llegar e instalarme, y ahora he empezado a buscar.

- ¡Habrás visto que la cosa está muy mal...!

(Primera vacilada. Obvio. Sí, tío, ¿ahora me vas a hacer la oferta que no puedo rechazar?)

- Pues, sí, la verdad es que está dificil. Aunque yo no estoy preocupada, porque he estado trabajando sin parar y tengo dos años de subsidio. Voy a dedicarme a estudiar mientras.

- Ah, muy bien. Bueno, te voy a explicar. Esto es un curso subvencionado y avalado por la Universidad Petecander. Es a distancia, está centrado en dirección de hostelería y tiene un módulo básico y uno avanzado de Recursos Humanos. La persona que tutorizaba este módulo se marcha, no por nada, tiene marido, dos hijos, otro trabajo y ya no daba abasto.

- Comprendo.

- Y necesitamos cubrir su puesto. Verás, hay dos convocatorias anuales, y unas treinta personas por convocatoria -escribe en un folio "30 - 30"- lo que vienen a ser unas 80 - 100 personas al año.

(Jare. Matemático... no es).

- El caso es que hay que incentivar que acaben el curso, porque si no, no cobramos. Son cursos con un material fantástico, y tenemos a un tutor especialista por módulo. Te enseño el programa, ¿ves? Siete módulos, el último es el tuyo. María (comemarrones de bajo coste) hace el seguimiento de los que entran en la plataforma, qué porcentaje del curso llevan hecho... pero los tutores tenéis que incentivar con los foros, los temas propuestos y los mails, para aumentar la participación los alumnos.

- Ahá.

- Porque si no terminan, no cobramos. He visto que has trabajado con la Fundación Tripartita.

- Sí. ¿Este programa es formación de oferta o de demanda?

- ¿Qué?

- Que si es de oferta o de demánda. ¿Quién paga, la empresa o es un proyecto para el que recibís a posteriori la subvención?

- Pues... no lo sé.

(Jare. Se levanta. Se va al tipo naufragio. Le hace varias preguntas. El otro le mira sin comprender. Un gato se levanta, cruza el cristal y le hace la pregunta. El tipo contesta. Gracias, éso era lo que necesitaba saber, sonrisa.)

- Pues éso que te ha dicho, yo es que de esas cosas no tengo ni idea. Ni quiero tenerla.

(Jare)

- Una pregunta, ¿no exigís el pago de la empresa, y que ellos se encarguen de que sus empleados, cuando empiecen una formación, la terminen?

- Si no finalizan, no cobramos.

- Ya, pero es que si yo fuera ustedes requeriría un compromiso por parte de la empresa cuando inicia la formación, de modo que si no la terminan, al menos paguen parte por la gestión y el material.

- Si no finalizan nosotros no cobramos y no se puede pagar al tutor.

(Jare. Eres un inútil en finanzas y lo paga quién colabora contigo. Valep.)

- Comprendo.

- Pues éso. Pero bueno, las mejores cadenas hoteleras son nuestros clientes, tenemos un material fantástico, una plataforma de última generación, ¿qué puede ir mal?

(Sonrisa concedida).

- ¡Las mejores cadenas hoteleras!

- Disculpa, ¿podrías decirme algunas cadenas hoteleras, para hacerme una idea de vuestro target?

- Pues... las mejores.

- Ya. Me refiero a qué tipo de cadena hotelera... nacional de gran expansión, multinacional con filial en España, empresas de mediano tamaño... Es que el desarrollo de Recursos Humanos es indinitamente distinto según el tipo de empresa y tendría que tratar con un público u otro dependiendo de la empresa. Por éso me gustaría saber quiénes son vuestros clientes...

- Pues... es que... espera, que voy a preguntarlo.

(Jare. Vuelve a irse, esta vez a las de administración, facturación, contabilidad y varios. Vuelve con un recorte de excel impreso en un folio, con veinte nombres de empresas. Veo a Alienigen Hotels. Lo que significa que si han vendido un miserable curso a uno que trabajaba allí nombran a la empresa como cliente. Requetejare)

- Muchas gracias. Oh, qué bien. Aquí está un Cheraton de Canarias, ¿lo conoce?

- PSí, sí. Cliente nuestro.

(Jare. Ni puta idea tienes).

- Bueno, y ahora te muestro el esquema de responsables. Primero está el responsable de proyecto, osea, yo. Después el tutor operativo, María, que hace una labor de seguimiento fantástica, y después los tutores especialistas: tú.

- Ammhá. Tú eres el director de proyecto

- Sí. Y por fin vamos al método de pago. Ésto se paga cuando nosotros cobramos... (Jare, con tu esquema financiero) a 51,03 € brutos por alumno finalizado.

- ¿Por los 8 meses de tutorías on line, talleres, foros y etc?

- Con el 15 % de retención. Se paga unas dos veces al año o algo así, y para que te hagas la idea, con unos 100 alumnos (Jare, 30 + 30 = 100) son algo más de 5000 euros que te llevas al año.

- Una pregunta, ¿Qué duración tiene el curso en horas?

- Unos 8 meses.

- Es un curso a distancia. Hablo de la estimación, de como se comunica a la fundación tripartita.

- No lo sé...

- Ahmmmhá. Vale, muy bien, pues tengo que mirar el programa con un poco de detenimiento y ver qué tal... Mañana hablamos y te doy una respuesta, ¿Te parece?

- Te veo muy dispuesta!!

(Jare. Pues ves fatal, tío)

Me fuí a casa sin dar crédito. Busqué el curso en internet. Por una carpeta chunga conteniendo un programa farragoso y mal estructurado desde el índice, estiman duración de 625 horas del programa completo, lo que son en bonificación unos 4700 €. Se gastan algo así como360 € en tutores especializados, unos 80 € en la carpeta chunga, lo que les cueste el mantenimiento de la plataforma en servidor, y el resto se lo comen el dueño de la empresa y el gordo ignorante que me vaciló en lugar de entrevistarme, aunque no sabía qué clase de cursos están dando, quiénes son sus clientes, y ponía verde a la Universidad con la que colabora. No me entrevistó porque de mí no averiguó NADA.

Así que al día siguiente a las 10 de la mañana llamé.

- Por favor, ¿con el señor Curro Perico Jiménez?

- Un momento, que no sé si está. ¿Departe de quién?

- De Gato.

- Un momento.

(Jare. ¡Oficina de cristaaaleees!)

- Pues no, ha salido. Apunto su nombre y nº de teléfono para dejarle recado y así...

- No, no te preocupes, María. Soy Gato, estuve haciendo una entrevista ayer y quería darles las gracias pero comunicarles que no estoy interesada en cubrir el puesto.

- Ah... ahahh.

- Muchas gracias. Hasta luego.

Dior mío erto er un infienno.

14 comentarios:

Corresponsal en Palma dijo...

jajaja, spain is diferent! no t desanimes, guapa!

un beso!

Eva Luna dijo...

Madre mía cuanto capullo inepto hay en este país!!!!
Yo si me entero de algo DECENTE te digo!!

Hacha dijo...

Jaaaaaajajaja. Tía,el trabajo de tu vida y lo dejas escapar...Si es que en España no se trabaja porque la gente no tiene ganas!!!

Carolus dijo...

No debería entrar ni mirar en esta Web... podría cambiar a mejor su vida.

El trabajo, la responsabilidad y el esfuerzo son necesarios pero insuficientes para alcanzar el éxito y aún para sobrevivir. Ya conoce a personas más mediocres que Usted que llegan más lejos. ¿Entonces, qué más es necesario?

http://webs.ono.com/exito/

Todo funcionará mucho mejor siguiendo unas sorprendentemente sencillas reglas.

Gato dijo...

Corresponsal, tengo subsidio hasta el 2011... así que de momento me puedo permitir el lujo de no aceptar ofertas de impresentables... :)

Evaluna, yo tengo la esperanza de que el 5% de las empresas trabajan en Recursos Humanos como dios manda, y que alguna, alguna vez, me ofrecerá algún trabajo. Mientras éso sucede, puedo seguir escribiendo en este blog, ;D

Hacha, hoy me he levantado a las 12 de la mañana, he hecho bici, he comido, he leído, he reposado la comida, me he ido a comprar colchones para invitados y estoy buscando trabajo en internet.No hemos ido a la piscina porque se nos ha hecho tarde... ¿Por qué habría de tener prisa?

Carolus, yo renuncié a la violencia hace tiempo. Me desquito aquí llamando moderfaca a todos los moderfaca y por ahora no me puedo quejar.

Eva Luna dijo...

Mmm que buenos planes, si. Nos vamos a la pisci un dia de agosto? tendre que celebrar mi corta jornada intensiva!

Perlita de Huelga dijo...

hey, perracas!!!
pues que sepais que estoy por ahí en agosto, así que ya me estais buscando hueco en la piscina para mí también!

Esto, entonces la crutez no era sólo cosa de insulares, no?

mjjulieta dijo...

ahora que estás tan agustito, por qué marearse?? deja el tiempo pasar que la caló es muy mala para las mentes pensantes...
disfruta del verano. miau!!!

Sberrow dijo...

Jajajaja chica, hay cosas que nunca cambian!

Por aquí las cosas siguen también sin cambiar...vale, sí, tenemos el departamento diezmado, pero seguimos recibiendo semanalmente nuestro artículo de Management Avanzado en RRHH: Cuál es el mejor día de la semana para despedir a alguien, a las personas se las contrata por su talento y se las despide por su talante, etc.

Espero que los estudios te vayan genial y lo aproveches al 100%. Y cuando termines, vuélvete para Mallorca porque tenemos venganzas que llevar a cabo jajajaja

Muchos besos!

Antígona dijo...

Bueno, Gato, sólo es tu primera entrevista, y hubiera sido demasiado milagroso que todo fuera a las mil maravillas.

Me impresiona el grado de ineptitud del tipo que te entrevistó. ¿Cómo es posible que no se estén muriendo de hambre todos los que trabajan allí? ¿Tanto inocente hay por el mundo?

Ánimo y tómatelo con calma, que, a fin de cuentas, y con los tiempos que corren, estás en una situación que casi se podría llamar privilegiada.

Un beso

Gato dijo...

Eva, Perli, hecho. Hacemos una tarde de pisci cuando queráis...

mjjulieta, ¡miau! Pero si es que estoy hecha una perra más que un gato!!

Sberrow, ¡resiste guapa! Lo del talante ahora lo entiendo... por éso fuí la primera... Pero no esperes por mí, que tú tienes el talento para hundir a la mercenaria y a dos más como ella...

Antígona, a mí no me sorprende el grado de ineptitud porque cada vez estoy más convencida de que se promocionan la maldad y la estulticia con más frecuencia de la deseable. En el caso de las consultoras, suelen vivir de que los alumnos no saben evaluar la calidad real de la formación que reciben... pena.

Y es verdad que soy una privilegiada.

neblina dijo...

Gato, animo, ahora mismo estoy en la situación contraria: trabajo SI casa NO, jooooooooooo.....

Y no cojas nada que no sea decente, vamos por favor, que vergüenza... cuánto cobrará este impresentable?

Gato dijo...

Ya e valía, perra escurridiza, que yo ya no sabía si te habían secuestrado en Jiuston o algo...

Mantennos informados.

Miss Chain dijo...

Paciencia Gato, de estos en Madrid encontrarás mil. Aceptame un consejo, nunca bjao ningún concepto, aceptes 'deberes' de una empresa (son muy típicos en multinacionales guarripeinch), tú pierdes el tiempo, tus ideas y dignidad y ellos se sacan un proyecto bien perfilado por la cara.