jueves, 18 de septiembre de 2008

Surrealismo laboral

Esta mañana me estaba volviendo loca para conseguir algo imposible de hacer bien en un tiempo record.

(flashback. Un gato habla por teléfono)

- No están todos los jefes de departamento, así que dudo que pueda hacer una previsión fidedigna de aquí a diciembre ahora mismo. Es imposible Churrascomán…

- Pues lo necesitamos ya, porque así son las cosas en esta empresa.

- Ya, pero es que como no me lo invente…

- ¿Estás bien? Te noto estresada, Gato.

- Pues mira, sí, un poco.

- Pues ya somos muchos.

¡¡Alegría, alegría!!
A la vez mi jefe nuevo, Geb, un hombre hermético sobre el que aún no he elaborado un juicio (qué dominio tiene el tío), me pedía terminar una reunión-entrevista en la que está evaluando qué clase de equipo tiene. Como lo otro estaba en marcha, pero tenía que esperar a recibirlo de otras personas, he ido a verle.

- El otro día me sorprendió, jejej, que, jejej, bueno… Me pareció que Caracartón y tú tenéis visiones diametralmente opuestas acerca de los mismos asuntos.

- Jejej, bueno, es normal que te pareciera eso, porque realmente lo nuestro es inconciliable.

- ¿Pero, por qué?

- Pues, bueno, hay muchas razones, pero principalmente es porque opino que Caracartón es un pésimo gestor de personas.

- Jejej,

- Jejej -me van a echaaar- bueno, ésa es mi opinión a raíz de todo lo que está haciendo. Conste que le ha tocado vivir un momento muy duro en la empresa, pero previamente se había granjeado la enemistad de casi toda su plantilla, y eso le ayudó bastante a que cuando cometiera un par de errores adicionales la cosa se haya vuelto insostenible. No sé cómo está siendo su gestión económica en el hotel, no entiendo de finanzas, y sé que está muy preocupado por los resultados… pero si es como su gestión económica de la plantilla, debe ser nefasta. Porque reparte mandobles arbitrariamente, para demostrar que sabe negar cosas, pero luego le meten cada gol…

[…]

- Bueno, es que en este caso yo no veo la utilidad… no entiendo el rumbo de la empresa cuando nos pide llevar a cabo este tipo de acciones. Si hablamos de un mal menor, de un sacrificio necesario para conseguir la supervivencia de la empresa, lo entiendo: pero es que no creo que realmente tengamos un rumbo, no veo el beneficio de llevar a cabo estas políticas que están siendo tan destructivas, y cuyos resultados no van a ser una huelga, una crisis temporal. Es algo mucho más peligroso, es un daño crónico de una plantilla a la que no vas a volver a involucrar con los objetivos de la empresa nunca más… Y además, no van a incidir positivamente en la cuenta de resultados

[…]

- Ah, pues trabajamos a golpe de incidencia. Por ejemplo, el alienígena X nos pasó unos incentivos de un departamento entero mal, y no fue casual. Y la gente dejó de cobrarlos. Eso me obligó a estar una semana paralizada, con todas las comunicaciones intermedias para detectar los errores, comprobando con cada persona su nómina… Y antes de esto, fue aquello y después… pasará otra cosa. Yo no soy productiva. Es decir, no lo que debo ser. Y entonces me enfado porque no soy productiva y eso acaba por afectarme a mí como trabajadora y me paralizo un poco. Si encima no veo el sentido de lo que estoy haciendo...

Geb guarda silencio. Finalmente me pregunta.

- ¿Tú estás buscando? No por nada, es por si puedo hacer planes contigo o me vas a durar tres meses, jejej.

Jopeta. Ya he asustado a éste también.

Y encima le he contado a golpe de jejej que se rumorea que lo mandan de la nave nodriza para cortar cabezas, lo que me ha negado rotundamente. Entonces he quitado hierro al asunto centrándome en la naturaleza del rumor y no de su contenido, compartiendo con él la sabiduría del tito Emilio, mi jefe de cocina favorito:

“De lo que te digan, no te creas na. Y de lo que veas… la mitá.”

Jejej. Verás tú.

6 comentarios:

Rebilated dijo...

No se, pero me da la impresión de que subrepticiamente te ha dicho que te van a renovar, sino esta frase...

- ¿Tú estás buscando? No por nada, es por si puedo hacer planes contigo o me vas a durar tres meses, jejej.

... no tendría demasiado sentido.

Otra cosa... has cantado todo y ni si quiera te ha preguntado gran cosa, eres el típico mafiosin de las pelis de detectives, jiajiajia.

Hay, maja, vaya mundo nos ha tocado vivir, ¿eh? (laboral, se entiende)

Gato dijo...

Jajajaj... lleva un anillo de casado como un castillo, así que creo que le preocupaba el tema de quedarse sin mi trabajo, no sin mí, :D

Y sí, soy una chivata de puta madre. Churrascomán me ha dicho que no le asuste, que hay que ver cómo soy...

Van Hessa dijo...

Tú tienes un consuelo: curras con alienígenas.

Los míos son simplemente gilipollas.

Gato dijo...

Bueno, es que el alienigenismo no está reñido con la estulticia. Que también la hay a espuertas, Van Hessa

Rebilated dijo...

Jajajaj... lleva un anillo de casado como un castillo, así que creo que le preocupaba el tema de quedarse sin mi trabajo, no sin mí, :D


¡¡Joer, pues a eso me refería yo también!! aún así ándate con ojo, los casados son los peores... bueno, no, los peores son los violadores reincidentes, pero despues de ellos...

Gato dijo...

Vale, apunto: violadores no. Casados tampoco.

...

Pues se me pasa el arroz y a partir de ciertas edades ligar es como jugar a los barcos... que te los encuentras tocados, o hundidos...