sábado, 20 de septiembre de 2008

Recuperando la memoria

Como un gato es así de torpe y no hizo copia de seguridad de sus fotos, ahora inspecciona cuentas de e-mail buscando algún testimonio gráfico que generosamente alguien le haya enviado en su día.

Es complicado, porque uno quiere tener fotos de sí mismo pero luego resulta que no se gusta, (bueno, un gato no se gusta así misma habitualmente), aunque sí es verdad que no solemos satisfacer la imagen idealizada que tenemos de nosotros mismos.

Ahora un gato ha encontrado unas fotos de cuando la Perli y ella se fueron a Madrid, en su hotmail. Noviembre de 2006. Cuando llegamos al aeropuerto nos paramos a comer una hamburguesa chunga, porque era muy tarde. Un gato sale en una foto realmente espantosa: comiendo unas patatas mientras habla con el ceño fruncido. Los brazos como palos, con una delgadez enfermiza, el cuello tensionado, el pelo corto y agresivo de un arrebato en el que suerte tuvo de no tener una rapadora a mano...

Aún quedaba por pasarle alguna cosa más antes de las doce campanadas... pero ese momento ya era probablemente uno de los peores que recuerde. Y la foto lo cuenta, porque da sustito...

El Zagloso le dijo el otro día "estás más joven ahora que cuando yo te conocí". Y tiene toda la razón del mundo.

Y el gato va a procurar que la involución prosiga. Todo lo que se lo permitan las circunstancias...

11 comentarios:

Van Hessa dijo...

Es guay ver fotos antiguas y darse cuenta de que se ha mejorado con el tiempo.

Gato dijo...

Jajajaj!! ¡¡¡Es que es terrible cómo estaba entonces!!! Voy a cambiar el link ya, que te pierdo el hijo, Van Hessa...

Van Hessa dijo...

¿Qué hijo?!!!! Jajajaja... cómo estamos...

Gato dijo...

uish, el hilo, EL HILO!!

Corresponsal en Palma dijo...

a mi lo q me da pena de las fotos antiguas es ver la gente que, por unas cosas y por otras, se ha quedado atrás... en fin, q toy con el día tonto... será esta mierda de tiempo..

p.d. siempre has estado mona, jodía

Gato dijo...

El tiempo y septiembre. No te preocupes.

Gracias por lo de mona, pero si miras la foto que describo verás que no exagero... :D

Antígona dijo...

Pero digo yo que para que podamos juzgar y confirmar la involución positiva tendrías que colgarnos ambas fotos, ¿no?, la de entonces y la de ahora :P

La cuestión es que no sólo los ojos, sino todo el cuerpo en su conjunto, son el espejo del alma. Las malas épocas no dejan de reflejarse en nuestro aspecto, y de ahí que, al comparar, uno pueda verse más joven en el presente que en el pasado cuando mira imágenes de una de esas malas épocas.

Bueno, eso, y que algunas siempre vamos a mejor, nos pase lo que nos pase, claro ;)

¡Un beso!

Gato dijo...

Antígona, ¿que las cuelgue?

¡¡Sí hombre, y me cargo el mito de tía buena que me he montao!!

:)

Rebilated dijo...

¡¡¡Es que es terrible cómo estaba entonces!!!

Vamos, que no es que ahora estés bien, es que ahora pareces normal ];P

Gato dijo...

psssí...!

Hay quién se quedó asustado. Sin exagerar. :)

El Hombre Malo dijo...

Cuando te conoci alguien me dijo eso, que estabas muy delgada y tal... pero el caso es que pense que no te sentaba mal. Ahora, que si has mejorado, eso lo quiero ver yo... slurp