martes, 10 de junio de 2008

Mi miniyó

Tengo un miniyo: Ditas.

Tiene tres años pero:

- se pinta a la perfección la cara con mis pinturas,
- llora si la ropa no le pega,
- se prueba cualquier par de zapatos brillantes que ve en las tiendas al grito de "son supedpdeciosos!" y
- ojea la Cuore comentando "esta es monísima...y esta supedguapa".

Por supuesto, aún tiene que aprender, pero ya va apuntando maneras. Mi miniyo tiene un primo "supedpequeño", cruza las calles por los pasos "de pegatones" y come "cuscuses", va a la "padanería" y paga con su "modenero". Y todos, todos los días me hace reír un rato: Un día se quedó mirando a un hombre con una barriga importante, y tras meditar unos segundos, confirmó "Mamá, acabo de ved un hombde embadazado".

Otra vez la cogí en el regazo y tras observar mi barriga bajo el vestido me dijo

- ¿Aquí qué tienes? ¿¿Un bebé??

Cabrona...Yo la seguí:

- Sí.

- ¿Y có se llama?

- Bocadillo.

- ¿¿Derdá?? ¡Nooo! ¿có se llama?

La pobre sigue pensando que la engañé con el nombre de su futuro hermano.

El otro día me hizo una de las suyas. Estaba yo tan feliz con una amiga y el miniyo en unos grandes almacenes, cuando... me dió el apretón. Yo creo que es el aire acondicionado, porque en cuanto llevo allí un rato me pasa. Quiero ir al baño y dejarla con mi amiga, pero se niega, y me la llevo.

Baño repleto, hacemos cola, entramos y en 6 segundos, sin exagerar, había acabado. Tiro de la cisterna para acabar de limpiarme y bebé mueve la nariz respingona :

- ¿A qué huele?¿Te has tidado un peo?"

Yo muerta de risa le digo en bajito "No, bebé, he hecho caca". Y ella:

- Ah, has hecho caca- al segundo pone cara de enfado y empieza - ¡¡¡Guada!!! ¡¡Madana!! ¡¡Huele supeddddmal!!

A estas alturas ya estaba yo llorando de la risa, pensando que los de fuera estaban oyendo tooodo, y cuanto más me reía más me regañaba con su índice en alto "¡¡Cochiiina!!¡¡¡¡Madana!!!!". Dios mío, estoy acostumbrada a hacer el ridículo sola, pero que el moco este me saque los colores...

Hace poco tuvo diarrea, y le gustó la palabra; en un viaje Sevilla-Granada me pide:

- Mamá, dí diadea.

- Diadea.

- ¡¡¡Que no!!! Dilo bien.

Miro a los lados y digo:

- Diarrea.

- ¡¡¡¡Pero dilo fuerte!!!! ¡¡¡¡Que estamos jugando a decir diadddeaaaa!!!!

7 comentarios:

criaturilla dijo...

Me encanta tu miniyó.

Be dijo...

Tu miniyó me recuerda poderosamente a mí de pequeña...

Tienes una vida entera de venganza por delante: contando sus batallitas en las comidas familiares, cuando vayan sus amigos a casa, cuando conozcas a cada nuevo novio... Al menos eso hace mi madre, la muy perraca.

Perlita de Huelga dijo...

Oye, Hacha, y dónde puedo conseguir un Miniyo como el tuyo?

Ahora, eso sí, tres años, muy mona... pero muy perraca.

Gato dijo...

Hacha, perdona que me adelante a tu respuesta, necesito contestar ésto: Perli, tienes que tirarte a un mongo.

Anónimo dijo...

Criaturilla: yo estoy enamorada de ella.
Be: espero tener muchas ocasiones para vengarme dado que el otro día me abrió la puerta del solarium de golpe mientras un cliente se ponía rosa de vergüenza al verme en pelotas. Muchas. No se imagina cuántas,jaja.
Perli: aunque mi hermana ya ha puntualizado que hay que tirarse a un mongo no vale uno cualquiera, busca a uno de esos que no sabes si van a dejar de respirar cuando se les baje la sangre. Uno básico, básico y mucha suerte:)
PD: No sé cómo firmar como Hacha!!Gato, help me

Eva Luna dijo...

Cuando el padre es mongo, la hija/o se lleva toda la inteligencia, es ley de vida o justicia divina.
me encanta tu moquete!!!!!!

Gato dijo...

Querida Hacha, est�s empanada. Te mand� un mail con tu e-mail restablecido y tu contrase�a. Cuando firmes introduces el e-mail como usuario y la contrase�a como contrase�a.

Menos mal que la pregunta de seguridad era sobre tu miniy�... g�evona. Y ahora ins�ltame identificada.