martes, 8 de enero de 2008

Mis tres cerditos

El día de los Reyes magos me desperté con mis dos preciosos cojines nuevos en la cama y me levanté a estudiar. Después me duché y bajé las escaleras para arreglármelas con el primer cerdo. Era pequeño, de raza negra, llevaba piercings y me vacilaba desde el fregadero:


¡Eh tú..! ¿es a mí? ¿¿me estás hablando a mí??


Nada que envidiarle a Robert de Niro. Pero lamentablemente no hay nada que un cerdo pueda hacer contra un gato que dispone de un horno pirolítico, ajos y hierbas provenzales. Lo más duro fue partirle la cabeza. Sí, lo hice. Le abrí la cabeza en dos, con un machete y no poca dificultad.

Horas más tarde, con la barriga llena de marrano y vino tinto, el gato subió de nuevo al cuarto. Allí, otro cerdo estaba esperando y el gato pensó: hoy es el día de “arregla lo tuyo con los cerdos”, así que agarré mis acrílicos y me dispuse a cambiar a mi cerdo de loza marrón por un cerdo… verde, para empezar. Mientras estaba pintándolo, Nanür Dominatrix entró en la habitación del gato y dijo:

- ¡¡¡Anda!!! ¡¡Estás pintando tu cerdo!!

Y se fue.

Luego entró otra vez. Con pinturas metalizadas y glamourosas entre los dedos.

- ¡¡Mira éstas!! ¡¡molan un montón, úsalas si quieres!!

Y se fue otra vez.

A la vista de las purpurinas el gato tuvo un flus y se le ocurrió que ése cerdo tenía conflictos de personalidad… Y ejecutó la idea:


Bienvenido a casa, Cerdifante. Ahora te voy a llenar de pasta y tú te ocupas de que se te multiplique en la barriga.

Quiero mis intereses.


Entonces el gato se dio cuenta de que no hay dos sin tres, y se puso a pensar dónde andaría el tercer cerdo de que tenía que ocuparse. Y venga a pensar y, oye, que no caía…

Hasta que de repente se acordó:

- ¡¡¡Claro, mi ex!!!

Pero con éste no van a funcionar pinturas, ni ajos, ni siquiera machetes… ¡Cachen los mengues…!

9 comentarios:

querida_enemiga dijo...

¡¿Le has partido la cabeza a un cerdito?!

Desde hoy... voy a leerte con ojos de miedo.

Gato dijo...

En dos, querida, en dos. ¡¡¡Que me estaba vacilando el tío!!!

E. Martin dijo...

Este post es una auténtica cerdada.

(¡Lo siento! ¡Tenía que decirlo! ¡Piedad!)

Pimkie dijo...

Esperaba con ansiedad la parte en la que le partes la cabeza en dos al cerdo de tu ex... y me quedo con las ganas! No hay derecho.

Perlita de Huelga dijo...

Pero que bonitooooooooo!!! Me encanta tu cerdo!
El de la alfombra sobre la espalda. A tu ex podríamos mandarle al matadero que los matarifes no notarían la diferencia.

Aprendiendo... dijo...

Mira que están buenos los cochinillos... pero es que me dan demasiada pena, me cuesta mucho comerme crías de animales, de cualquier raza sean. No te dio pena partirle la cabeza?? :_( snifff.... ;)

Achab dijo...

¡Qué guapo el cerdifante, por Dios!

CresceNet dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my site, it is about the CresceNet, I hope you enjoy. The address is http://www.provedorcrescenet.com . A hug.

Gato dijo...

E-Martin, no pases pena. A veces yo digo cosas peores.

Pimkie, cuidado con lo que deseamos...

Perlita, ya sabes que te debo un cerdo.

Aprendiendo, Nayuana quería cabeza y yo le dí cabeza. Que una amiga es una amiga...

Achab, me alegro de que le guste...